www.TheosophyOnline.com
Universal brotherhood, planetary citizenship and the search for eternal wisdom are among the central
ideas inspiring this website.Studying the original teachings of the modern theosophical movement
is a means to achieve such goals. Visit our blog: www.Esoteric-Philosophy.com
Write to our contact email: Indelodge@gmail.com . Read about our E-Group: E-Theosophy




Una Carta Abierta a Annie Besant

Como William Kingsland
Denunció en 1909 la Farsa de Annie Besant
 
 
Alice Leighton Cleather
 
 
 
Alice Leighton Cleather (izq)  y la tapa de su libro de 1922
 
 
 
Nota Editorial de 2010
 
El Karma tiene sus propias y misteriosas formas de operar.  En la historia del movimiento teosófico, algunos personajes importantes llegan a ser invisibles por algún tiempo. Ellos son casi totalmente olvidados, y luego - a causa de la ley de los ciclos- el registro y la memoria de sus vidas y de sus esfuerzos despiertan otra vez.
 
Alice Leighton Cleather es un ejemplo entre otros. Ella pertenecía al Grupo Interno de la escuela esotérica fundado por Helena P. Blavatsky en Londres a finales de 1880. En la primera parte del siglo 20 la Señora Cleather escribió tres libros acerca de su maestra, sobre teosofía y sobre el movimiento teosófico. Ella mostró cómo Annie Besant decidió abandonar la teosofía original para dedicarse a hablar con un supuesto el “rey del mundo” y para organizar la reaparición pública de su propio, e imaginario, “Señor Cristo”.
 
Olvidados por algunos, desconocidos para muchos, los libros de Alice Cleather tienen cosas decisivas que decir al movimiento teosófico del siglo presente.  Aunque humana y no infalible, la Sra. Cleather fue una persona ética. Tenía una visión clara. Su testimonio ocupa un lugar significativo en la historia del movimiento teosófico.
 
El señor William Kingsland es otro teósofo “invisible” cuya vida y obra se están haciendo otra vez perceptibles.  Kingsland fue el presidente de la Logia Blavatsky de Londres por algún tiempo. Estuvo presente en todas las reuniones de 1889 con H.P.B.,  cuyo contenido está trascrito en el volumen “The Secret Doctrine Dialogues [1] Él moderó 12 de las 21 reuniones y tomó parte activa en las discusiones y diálogos. Página por página, el lector de “The Secret Doctrine Dialogues” se familiariza con los puntos de vista e ideas de Kingsland a medida que lee la transcripción del diálogo franco y directo con H. P. Blavatsky.
 
Fue en diciembre de 1909, unos veinte años más tarde, que William Kingsland renunció a su membresía de la Sociedad de Adyar. Lo hizo con una Carta Abierta a Annie Besant, y una parte significativa del documento está reproducido en el Capítulo Uno del libro de Alice Cleather “H. P. Blavatsky - A Great Betrayal”.
 
Los libros escritos por la Sra. Cleather son útiles de muchas maneras para las nuevas generaciones de estudiantes que desean entender la evolución del movimiento teosófico como un todo. Mientras en los Estados Unidos la Logia Unida de Teósofos (ULT) estaba comenzando a emerger en 1909 con el objetivo de rescatar la filosofía original enseñada por H.P.B., en Londres William Kingsland, Edward Schuré y otros estaban abandonando la Sociedad de Adyar, porque Adyar, en la práctica, había adoptado como su gurú a alguien que muchos consideraban un criminal, o por lo menos un enemigo de los Maestros de Sabiduría y de su Ética. Kingsland y Schuré siguieron el ejemplo dado por G.R.S. Mead. Las mismas personas honestas que habían sido usadas en la campaña política en contra de William Judge en 1894-1895, pudieron darse cuenta entonces, al menos en parte, qué estaba realmente ocurriendo en la Sociedad.
 
Nosotros reproducimos abajo el Capítulo uno del libro de la Sra. Cleather “H.P. Blavatsky, a Great Betrayal[2].  El título del texto es “Mr. William Kingsland on the Crisis of 1906” [“Del Sr. Kingsland Sobre la Crisis de 1906”].  Para poder entender el primer párrafo, el lector debe tener en consideración el hecho de que en 1906 el Sr. Charles Leadbeater había sido forzado por Henry Olcott a renunciar a su membresía de la Sociedad de Adyar,  para evitar de ese modo que fuese formalmente expulsado.
 
(Carlos Cardoso Aveline)
 
NOTAS:
 
[1] “The Secret Doctrine Dialogues”, H. P. Blavatsky, Theosophy Co., Los Angeles, 2014, 722 páginas.
 
[2] “H.P. Blavatsky - A Great Betrayal”, por Alice Leighton Cleather, Thacker Spink & Co., Calcutta, 1922, 96 pp. Vea pp. 7-10. El libro está disponible en nuestros sitios web asociados.
 
 
De William Kingsland,
Sobre la Crisis de 1906
 
Alice Leighton Cleather
 
La primera de las viejas páginas que debo citar está escrita por mi viejo amigo y compañero del Consejo, el Sr. William Kingsland, autor de “The Esoteric Basis of Christianity” y otras obras de temas semejantes. Él fue uno de los miembros principales en los primeros tiempos del movimiento teosófico junto a H.P.B., y renunció a su membresía cuando la Sra. Besant, al obtener la Presidencia después de la muerte del Coronel Olcott en 1907, reinstaló al Sr. Leadbeater. La Sra. Besant había hecho la crítica literaria de un nuevo libro escrito por el Sr. Kingsland, y tomó la oportunidad para referirse a su renuncia. Él le replica en “Una Carta Abierta para Annie Besant” fechada en diciembre de 1909, diciendo:
 
Usted ha hecho una afirmación perfectamente irrelevante, fuera de lugar y falsa, que no puedo dejar pasar sin ser debatida …… Las palabras a las que me refiero son estas: “Tenemos aquí un muy excelente libro teosófico que evade reconocer la fuente de las ideas extraídas. Cuando la Teosofía está de moda, ¡cómo aquellos que se rehúsan a caminar con ella en los días difíciles se reúnen para proclamarla como suya, mientras ella camina bajo la luz del sol y entre aplausos!”  
 
Estas palabras implican, en primer lugar, que existe una conexión entre la forma como mi libro es presentado y recientes eventos dentro de la Sociedad Teosófica que me han llevado así como a muchos otros, a cortar mi conexión con esa Sociedad; y, en segundo lugar, que ahora nosotros “nos rehusamos a caminar con ella” porque, en efecto, ella ahora “no está de moda” y está “en  días en que sufre desprecio”. Ninguna de estas aseveraciones es cierta, y lo que ellas implican es indigno de usted …… Eso, sin embargo, es un asunto pequeño si comparado con la implicación de que mi persona y los otros hemos dado la espalda a la Teosofía por una razón tan ilegítima.   
 
Le pido que considere los nombres de los probados miembros antiguos a los cuales usted ha forzado a salir de la Sociedad debido a las desastrosas políticas que usted ha desarrollado, y que luego pregúntese delante de la Gran Presencia si es cierto que cualquiera de ellos ha desertado a la Teosofía, o más bien a la Sociedad Teosófica, porque ésta es menos “popular” ahora que lo que era en los viejos tiempos, cuando usted, yo y otros nos manteníamos hombro con hombro peleando la batalla por H.P. Blavatsky.  ¿Acaso alguno de nosotros eludimos el oprobio en aquel momento, y realmente piensa usted que ahora estamos menos dispuestos a enfrentarlo? Una cosa es, sin embargo, incurrir en oprobio por amor a la Verdad, y una muy otra que nos pidan a hacerlo para sustentar enseñanzas inmorales …….  Lo que quiero señalar ahora muy particularmente y en interés de la verdadera Teosofía, es, que usted está cometiendo un grave error -  un error que H. P. Blavatsky nunca hizo -  el error de pensar, escribir y hablar como si la Teosofía y la Sociedad Teosófica fueran una y la misma cosa, absolutamente idéntica; y como si  en todo el mundo no pudiese haber Teosofía sin la Sociedad Teosófica, o teósofos, fuera de ella  .......... Usted debe saber que saliendo de la Sociedad Teosófica, la gran mayoría de nosotros en ningún momento hemos abandonado la Teosofía, a pesar de que pudiéramos estar compelidos a enseñarla bajo otro nombre. Aunque no podamos ya trabajar con, y a través de, la Sociedad Teosófica, seguimos trabajando por la gran obra que H.P. Blavatsky inició. 
 
Pero en los viejos tiempos, por lo menos pensábamos que la Sociedad Teosófica trabajaba por la Teosofía y por la pura Moralidad. Ya no podemos seguir pensando o diciendo esto. La “Teosofía” de la Sociedad Teosófica es ahora un credo y un dogma definido, basados en la autoridad de pronunciamientos psíquicos, y quienes tienen el coraje de pensar diferente son inicialmente sacados de sus puestos por la Presidente, y finalmente presionados a dejar la Sociedad, y denunciados con acusaciones fuertes como de que son “perseguidores” y “personas que tienen odio”. Estoy muy consciente de que todo el tiempo usted está predicando libertad de opinión; pero ese es uno de los aspectos de la farsa del régimen que usted inauguró ……… De todo lo que está predicando, ahora es notorio que su práctica es exactamente lo contrario. Usted comenzó por destituir al Vice-Presidente por atreverse a sostener una opinión diferente de la suya respecto al comienzo de la Sociedad; y luego procedió a manipular las cosas de manera que varios antiguos y fieles líderes que han estado en oposición a sus pronunciamientos y su política fueran destituidos de sus posiciones como Secretarios Generales de Secciones ……. Pues bien, usted triunfó en conseguir que los que la respaldan sean nombrados -  y perdió muchos cientos de antiguos miembros.
 
Indudablemente ahora usted tiene completo control y le es posible moldear la Sociedad a su propia voluntad y capricho,  y sujetarla a la “obediencia” de su propia autoridad y sus visiones psíquicas.
 
Con qué sacrificio de principios ha hecho esto, es algo que todos sabemos. Pero que nadie imagine que estas son las bases sobre las cuales H. P. Blavatsky fundó la Sociedad; y que de este modo la Sociedad cumplirá la misión para la cual estaba programada; o que la Sociedad así llegará a ser alguna cosa excepto una secta exclusiva y de visión estrecha. Y si acaso sus declaraciones fueran ciertas en el sentido de que la Sociedad Teosófica que usted tan erróneamente identifica con la Teosofía está ahora “en días en que sufre desprecio” quizás aún más de lo que estuvo en los viejos tiempos;  ¿Qué y quién lo ha hecho así?
 
¿Esto no está ocurriendo porque la Presidente y el Consejo General han puesto su sello de aprobación oficial a una “teosofía” que respalda la inmoralidad más grosera y la defiende como un medio de “descargar [sic] formas-pensamientos” (ver panfleto de Van Hook), una práctica que una vez usted declaró que “cuando se enseña bajo el nombre de Sabiduría Divina, es esencialmente terrestre, sensual y diabólica”? Sin embargo esto es lo que es enseñado y justificado apelando a las leyes de reencarnación y karma - en el panfleto de Van Hook, el cual usted y el Consejo General se han rehusado a repudiar, y por lo tanto han dado su beneplácito.
 
Y ahora, una vez que usted ha impuesto su voluntad, y ha limpiado la Sociedad de los elementos así llamados “de odio y persecución”, ¿no podría usted al menos abstenerse de golpearnos por la espalda? Nada es más triste para sus viejos amigos y camaradas que verla rebajándose con veladas insinuaciones, e incluso falsedades directas; sin perder oportunidad - ni siquiera en la crítica literaria de un libro - de injuriar injusta y falsamente a aquellos que recientemente han llegado a ser sus oponentes, y quienes ahora no tienen medios directos de contestarle, o de refutar sus declaraciones, dentro de la misma Sociedad.
 
000
 
He puesto en itálico algunos pasajes que parecen ser de importancia especial pues demuestran que, trece años atrás [1] la siniestra mano del Sr. Leadbeater ya se había apoderado de la Sociedad y de su alucinada Presidente,  y que sus viles e inmorales enseñanzas, respaldadas por ella, habían ahuyentado a algunas de las mentes más brillantes y de visión clara de entre los discípulos y amigos de H.P. Blavatsky; incluyendo al Sr. G.R.S. Mead, uno de los miembros del Comité de Investigación a Leadbeater, quien también renunció cuando la Sra. Besant llegó a la Presidencia y por las mismas razones aducidas por el Sr. Kingsland.  A que “práctica” él alude en su Carta Abierta es por supuesto bien sabido ahora que se trata de la práctica enseñada y defendida por el Sr. Leadbeater, quien pretende que haciendo tal cosa él está actuando bajo el consejo y autoridad de uno de los Maestros de Sabiduría. ¡Mayor y más terrible infamia no podría ser perpetrada!
 
NOTA:
 
[1] Esto fue escrito por la Sra. Cleather en 1922. (CCA)
 
000
 
La traducción del texto “Una Carta Abierta a Annie Besant”  fue hecha desde el inglés por la teósofa Aida Luz Rivera, de México. Título del original: “An Open Letter to Annie Besant”.   El texto en inglés también puede ser leído en nuestros sitios web asociados.
 
000
 
En septiembre de 2016, luego de un cuidadoso análisis de la situación del movimiento esotérico internacional, un grupo de estudiantes decidió crear la Logia Independiente de Teósofos, que tiene como una de sus prioridades la construcción de un futuro mejor en las diversas dimensiones de la vida.
 
000
 
El e-grupo E-Theosophy ofrece un estudio regular de la clásica, intercultural teosofía enseñada por Helena P. Blavatsky (foto).
 
 
Aquellos que deseen unirse al e-grupo E-Theosophy en YahooGroups lo pueden hacer visitando https://groups.yahoo.com/neo/groups/E-Theosophy/info.

000
Una Carta Abierta a Annie Besant




© 2016 www.TheosophyOnline.com

Home Our E-group E-Theosophy Links List of Texts in Alphabetical Order